LLAMAMIENTO DE ESTAMBUL



El 28 de mayo de 2016 se fundó el Supremo Consejo Femenino de Turquía, una asociación masónica para el estudio de los Altos Grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. A éste evento asistieron representantes de diversas Obediencias Masónicas, entre los cuales, la participación de los miembros de LE DROIT HUMAIN fue determinante.

Entre los actos de inauguración se incluyó la presentación y adopción de una carta abierta que sería a su vez, difundida y sostenida por todas las Obediencias ahí reunidas. Uno de los representantes de LE DROIT HUMAIN fue el encargado de la redacción de la carta la cual, como se ve adelante, está impregnada por completo de los Principios que sostienen a nuestra Orden Masónica Mixta Internacional, expandida en más de 60 países del mundo donde MÉXICO es uno de ellos.

LLAMAMIENTO DE ESTAMBUL EN FAVOR DE LA IGUALDAD 
DE HOMBRES Y MUJERES

PREÁMBULO:

El estatuto de la mujer demuestra claramente el estado de evolución de una sociedad. Desgraciadamente, incluso en países en los que existe una larga trayectoria de práctica de la democracia, crecen ideologías xenófobas y etnocentristas que encierran a mujeres y hombres en el determinismo étnico y cultural de sus orígenes a pesar de que unas y otros son complementarios, Hermanos y Hermanas en Humanidad.

El matrimonio de una joven adolescente no es sino una violencia ejercida por sus padres. Una mujer maltratada por un hombre es la víctima de una barbarie legitimada en ocasiones por concepciones medievales. En la actualidad mujeres y hombres deben ser libres, vivir libres y deben construir de la mano un mundo más justo y mejor.

EN CONSECUENCIA:

Nosotros, los representantes de las Jurisdicciones Masónicas firmantes, proclamamos nuestra adhesión a los principios universales de la libertad de conciencia, de igualdad en derechos de
todos los seres humanos, sean cuales sean el color de su piel, sus orígenes étnicos, idioma, sexo, creencias y pertenencias filosóficas o religiosas.


Proclamamos nuestro compromiso en favor de una laicidad que permita la convivencia de quienes creen y aquellos que no creen, de tal manera que la singularidad de cada uno se realice dentro del
marco democrático común.


Nosotras y nosotros, francmasonas y francmasones de los Altos Grados Escoceses, profundamente comprometidos en la ética de seres humanos libres, convencidos del ideal de mujeres y hombres que marchan juntos hacia la evolución progresiva de la Humanidad, rehusamos cualquier forma de maltrato hacia la mujer por el hombre: humillación, matrimonios de adolescentes, violencia de género, esclavismo, conversión en objeto sexual, negación de la educación y todo aquello que hace a las mujeres víctimas del más ciego oscurantismo. Al igual que el hombre, la mujer tiene el derecho al respeto, a la educación, a la libertad de elección y a la libre disposición de su cuerpo.

En un contexto enmarcado por conflictos internacionales, la barbarie terrorista, el crecimiento de los populismos xenófobos, de las desigualdades sociales y la ruptura cultural en el seno de las naciones, es urgente reemprender el camino de la humanidad hacia la emancipación, la justicia y la dignidad.


Firmado en Estambul, 28 de mayo 2016.

FOLLETO INFORMATIVO SOBRE NUESTRA ORDEN MASÓNICA

Si usted desea recibir mayor información o bien, conocer cuáles son lo requisitos de ingreso a una Logia de nuestra Obediencia, le sugerimos la lectura del siguiente material:


CARTA ABIERTA


CARTA ABIERTA DE LAS ESTRUCTURAS EN MÉXICO DE LA
ORDEN MASÓNICA MIXTA INTERNACIONAL
"LE DROIT HUMAIN - EL DERECHO HUMANO"

ANTE LOS ACONTECIMIENTOS SUCEDIDOS EN PARÍS, FRANCIA
EL 13 DE NOVIEMBRE DE 2015

Para México no es desconocida la masacre. Desearíamos iniciar esta carta de otra forma más optimista pero, ante la luz de los hechos, la hora que vive nuestro país se encuentra marcada por terribles fenómenos: corrupción, violencia, asesinatos, desapariciones forzadas de civiles, una insultante pobreza y un profundo rezago educativo. Aunque podríamos enunciar más afecciones, las descritas son suficientes para narrar la actualidad de millones de mexicanos que, en una u otra medida, conviven bajo los mismos yugos: la masacre física, social, intelectual y cultural de nuestra sociedad.

Sin embargo, las Francmasonas y Francmasones de “LE DROIT HUMAIN” que habitamos en México, aunque no olvidamos la situación de los ciudadanos de nuestro país, no deseamos permanecer al margen de lo que acontece en otras partes del mundo. Estamos convencidos de que la Humanidad es una sola y trabajamos por verla fraternalmente organizada, sin distinciones o segregaciones por cuestión de raza, género, orientación sexual o preferencia religiosa. Lamentamos lo que sucede en la República Mexicana, al mismo tiempo que deploramos lo que pase en toda nación donde algún Ser Humano sea víctima de cualquier intolerancia.

En ese sentido y ante los terribles acontecimientos ocurridos el día de ayer en París, Francia, deseamos externar nuestra condena más enérgica y nuestro rechazo absoluto. Estamos convencidos de que ninguna bandera ideológica o religiosa puede ser más fuerte que el respeto a la vida humana y, en estos momentos de tragedia para la sociedad francesa, hacemos nuestro su dolor y les ofrecemos a todos los franceses nuestra solidaridad.

La República Francesa ha sido en múltiples ocasiones un símbolo importante de la Laicidad y del respeto a los Derechos Humanos y por lo tanto, deseamos que su Gobierno encuentre la forma más adecuada para restañar las profundas heridas que, sin duda, los hechos acaecidos el 13 de noviembre, han provocado en toda la sociedad francesa y que sepan hallar caminos por los que todos puedan transitar, alumbrados por el respeto mutuo y alejados de la oscuridad que conlleva el odio y la venganza.

En México sabemos de las consecuencias que puede tener la intolerancia de cualquier clase. Mucha de nuestra historia, antigua y reciente está bañada de sangre por este motivo y por lo tanto, conocedores del dolor que ésta ocasiona, manifestamos nuestros deseos de paz y concordia entre todos los pueblos del mundo. El día de hoy, más que en otro momento, reconocemos como necesarios nuestros valores fundamentales: Libertad, Igualdad, Fraternidad y Laicidad.


Respetable Logia Nº 1970 “Coatzacoalcos”, Oriente de Coatzacoalcos, Veracruz.

Triángulo Simbólico “Camelot”, Oriente de México, Distrito Federal.

Triángulo Simbólico “Minatitlán”, Oriente de Minatitlán, Veracruz.


Triángulo Simbólico “Mario Moreno Cantinflas”, Oriente de Comitán, Chiapas.

NUEVO TRIÁNGULO SIMBÓLICO EN COMITÁN, CHIAPAS



En su Tenida Solemne del 24 de Mayo de 2015 (e:. v:.), el Supremo Consejo de nuestra Obediencia autorizó la formación del TRIÁNGULO SIMBÓLICO MARIO MORENO "CANTINFLAS"al Or:. de Comitán, Chiapas, con lo cual se abre una posibilidad para que mujeres y hombres de esa entidad, deseosos del Progreso de la Humanidad, puedan encontrar su sitio en el edificio de la Francmasonería.


Desde nuestra Logia Pionera, les enviamos a los Hermanos fundadores nuestro más cálido mensaje de Fraternidad y aliento.

LA MASONERÍA MIXTA EN LA ORDEN MASÓNICA MIXTA INTERNACIONAL "LE DROIT HUMAIN"



Por Marie Françoise PASSINI,
miembro del Supremo Consejo de la
O:. M:. M:. I:.  “Le Droit Humain”.

Desde la creación de la primera Logia mixta, fundada por María Deraismes y Georges Martin en la última década del siglo XIX, orientada hacia la búsqueda de la igualdad social y de la defensa de la mujer y de la infancia, las condiciones sociales han cambiado. La familia, la toma de conciencia de la pareja ha evolucionado. La mixidad se ha convertido en algo habitual en las empresas, laboratorios, escuelas, colegios, los institutos, etc.

Si está correctamente vivida, si los hombres y las mujeres la respetan, pueden querer buscar en la mixidad el sentido de la vida humana, progresando en la investigación del sentido de su existencia en un espacio de pensamiento laico.

Un profano o una profana que llama a la puerta de una Obediencia Mixta, concibe la mixidad como una evidencia: en su vida, en su trayectoria masónica. La mixidad parece algo sencillo y coherente.

Las mujeres y los hombres que escogen una Obediencia Mixta no perciben ninguna dificultad para ser iniciados juntos. La iniciación propuesta no separa al hombre de la mujer. Por tanto, ser Francmasón o Francmasona en una Logia Mixta, inaugura una toma de conciencia de la complejidad, de la ambivalencia y de la ambigüedad de esta situación. La mixidad, que creíamos simple y evidente frente a un camino masónico que se presenta arduo, toma poco a poco más importancia.

Entre Hermano y Hermana cada uno se revela como más hombre o más mujer. Nuestro trabajo, que trasciende los sexos, nos obliga a mirar de otra manera, sobre uno mismo,  sobre los otros y también sobre el mundo.

Al principio, ésta es una Masonería por construir en una mixidad evidente, pero poco a poco se convierte en un camino especulativo y simbólico que se organiza en una mixidad en la cual se descubre que no hay nada evidente, que todavía hay que construirla.

No es suficiente declarar la igualdad del hombre y de la mujer para que sea un hecho incontestable, sobre todo en un sitio cerrado como es una Logia Masónica. El pensamiento binario es el fondo del espíritu humano, ninguna sociedad, ningún lenguaje se escapa de él.

La Hermana, el Hermano Francmasón, no deben reducirse al pensamiento binario. En Logia se comprometen a tomar conciencia de la complejidad de este hecho, de la necesidad de comprenderlo o de admitir que no lo comprendemos.

El trabajo masónico está orientado hacia el Progreso de la Humanidad, para lo cual es necesaria una mirada lúcida, eficazmente activa sobre la sociedad y sus grandes interrogantes. En este espacio, la igualdad entre hombres y mujeres que plantea estructuralmente la democracia, no significa una similitud indiferenciada dentro de la conciencia individual o en la acción social. Sin embargo, puede ser alrededor de esta referencia social, que es menos ardua de elaborar, donde encontremos el consenso de una mixidad abierta. Porque la reflexión común, cada uno en su Logia, ligada hacia el exterior de un mismo, puede encontrar puntos de anclaje presumiblemente menos arriesgados para si, para su fragilidad y sus dudas.

El Método Masónico se fundamenta sobre una reflexión simbólica con la ayuda de las herramientas, consideradas estas en su aspecto concreto y en su reinterpretación metafórica: escuadra, compás, sol, luna, espadas, etc. Objetos masculinos y femeninos a los cuales sería vano atribuir un valor simbólicamente sexuado, porque la masonería es universal y sobrepasa las diferencias lingüísticas de atribución de un género gramatical.

No obstante, ¿la mirada que los Hermanos y las Hermanas de una misma Logia tienen sobre estos diferentes objetos es idéntica? ¿La resonancia del contenido simbólico es la misma en cada uno de ellos frente a su subconsciente y a sus arquetipos de hombre y de mujer? Es una pregunta fundamental a la cual nadie se puede sustraer en Logia bajo el pretexto de un igualitarismo falsamente consensuado.

La investigación de la búsqueda de sí mismo se enraíza en la indagación del yo, en la construcción de su Templo interior gracias a un trabajo simbólico conducido a través de una franca colaboración con otros masones.

Es un proyecto de lucidez personal pero también de desvelo sin máscara, de libre palabra y de sinceridad. Tal empeño revela nuestro ego más profundo. No se tratar de ir a la Logia para tratar nuestros problemas mentales o existenciales como en el territorio psicoanalítico. No obstante, esta nueva mirada que supone el trabajo en mixidad, induce una conciencia en si misma de la parte femenina y masculina de cada uno. Supone el equilibrio en un juego delicado pero también difícil frente al espejo al cual nos invita la iniciación.

La interrogación masónica es una liberación progresiva frente a nuestras barreras cotidianas, la conquista de una nueva libertad con el objetivo de realizar la unión de los dos polos de nuestra personalidad, la complementariedad del yo, del sí mismo y de los otros. Con esta condición imprescindible la Masonería toma todo su sentido.

La Logia masónica es o debería ser, un laboratorio del Progreso humano y de la Humanidad fuera de todo sexismo, de toda misoginia cerrada sobre sus prerrogativas milenarias, fuera de todo feminismo radical.

La masonería mixta se abre sobre otro mundo en una Masonería donde todos los componentes están convencidos, como decía Condorcet: “Entre los progresos del espíritu humano, el más importante para el bienestar general es contar con la entera destrucción de los prejuicios que se han establecido entre los sexos, una divergencia de derechos que promueve la desigualdad… Desigualdad que no tiene otro origen que el abuso del poder…”

Tomado de: 
http://masoneriamixta.es/la-masoneria-mixta-en-el-orden-masonica-mixta-internacional-le-droit-humain1/#.Uw9_Nvl5OSo